Derechos Reservados

©Todos los Derechos Reservados: El contenido de este blog debe ser respetado. He iniciado mi campaña de crownfounding. Cada inversionista que entre antes de Diciembre 31 del 2016 con un mínimo de $1000, le garantizaremos doblar su dinero para diciembre 31 del 2017. Solo tiene que visitar paypal y hacer el pago author98@aol.com

miércoles, 22 de febrero de 2017

Correa ya vendió Ecuador a China


Alarmante 90% del petróleo ECUATORIANO YA EN MANOS DE CHINA HASTA EL 2020
China disfruta de un monopolio casi total del petróleo ecuatoriano, a través de una red de intermediarios, la mayor parte termina en los EE.UU.

Aunque la influencia económica de China está creciendo rápidamente en toda América Latina, en ninguna parte es más evidente que en Ecuador, donde disfruta de un monopolio casi total de las exportaciones de crudo. La influencia de China ha ido demasiado lejos y amenaza la soberanía de Ecuador. Lo peor de todo el asunto es que china usa intermediarios para terminar vendiendo todo el petróleo a EE.UU. a través de una red de intermediarios contratados por China.

A pesar de la vociferante retórica de Correa contra medios de prensa y opositores políticos, siempre ha estado haciendo negociados turbios. Claro ejemplo cuando Marco Calvopiña, gerente general de la petrolera estatal de Ecuador, Petroecuador, fue enviado a China para a asegurar $2 mil millones en financiamiento para su gobierno. Las negociaciones, si se puede así llamar, incluyeron comprometerse a vender aún más millones de barriles de petróleo de Ecuador a las empresas estatales chinas hasta el 2020.  Ecuador ahora depende del 61 por ciento del financiamiento del gobierno en $ 6.2 mil millones desde China. Eso significa que ahora China puede reclamar hasta el 90 por ciento de los envíos de petróleo de Ecuador en los próximos años. En pocas palabras Correa ha vendido e hipotecado totalmente el Ecuador. No cabe duda que el título de economista le quedó muy grande.

"Este es un cambio enorme y dramático", había dicho René Ortiz, ex ministro de Energía de Ecuador, y el secretario general de la Organización de Países Exportadores de Petróleo. "Nunca antes ha cometido Ecuador su petróleo a un prestamista. " Ortiz está pidiendo un límite a la influencia de China en el país. Lamentablemente es quizás demasiado tarde.

El asambleísta Clever Jiménez también en su preocupación por el monopolio chino, realizó serias investigaciones que le costaron el puesto de asambleísta y una persecución digna de la mafia siciliana. Jiménez considera una hipocresía el permitir a China la comercialización del petróleo ecuatoriano a través de intermediarios, en particular la firma de transporte de petróleo en Suiza, Taurus. “Correa dijo que Ecuador nunca permitiría que los intermediarios estén involucrados en la venta de su petróleo.” Algo que la evidencia denuncia como otra mentira del galardonado Honoris causa Illuminati del Ecuador.

La falta de inversión, el nepotismo y la mala administración hizo que la producción de petróleo de Ecuador haya ido decayendo bajo Correa, antes la producción llegó hasta a 595.000 barriles diarios y luego cayó a alrededor de 520.000 barriles por día (bpd) , sin lugar a dudas algo tenía que ver con ciertos campos que sin ton ni son Correa había declarado marginales, y aunque siguieron produciendo nadie sabe a quién pagaban las ganancias. Pero ahora apenas está alrededor de 490.000 barriles diarios. El petróleo que Ecuador vende a las empresas chinas se puede negociar en cualquier lugar. Sin embargo, menos de 15.000 barriles por día son enviadas a China, casi un 40 por ciento desde 2012. La mayor parte termina en los Estados Unidos.

El presidente Rafael Correa, un autoproclamado socialista que cual Tarzán y mona chita se ha golpeado el pecho para insultar a las grandes petroleras occidentales y las empresas de comercialización de energía privadas, a auto catalogado sus acciones de ofertas chinas como un triunfo del comercio entre los aliados cercanos. Ortiz, Jiménez, Villavicencio y otros críticos dicen que las acciones del gobierno son estrictamente un acto desesperado para cubrir problemas de liquidez con préstamos con plazos cada vez más onerosas, los mismos que perjudican la competitividad, la transparencia y causarán serios daños a Petroecuador al largo plazo, más cuando la industria petrolera representa la mitad de las exportaciones de Ecuador, y ha creado una imposibilidad de obtener otros acreedores.

Los contratos, las concesiones y el crudo ecuatoriano son ahora dominados por China quien ahora controla mínimo 360 mil barriles diarios de las exportaciones de petróleo desde su compañía petrolera más grande en la lista, PetroChina, la misma que inició el proceso cuando prestó a PETROECUADOR $ 1 billón en el financiamiento a mediados de 2009.

En abril de 2010, las empresas chinas estaban recibiendo alrededor de un tercio del petróleo de exportación de Ecuador. Un año más tarde, los volúmenes casi se habían duplicado. A mediados de 2013, las empresas controladas por el Estado chino se asignaron 83 por ciento de las exportaciones de petróleo de Ecuador. Ahora es mínimo 90% lo cual significa que los ecuatorianos no tendrán ni siquiera para el consumo local. Resulta un hecho por demás incongruente que así Correa pretenda construir una refinería que bajo cualquier cálculo es sobre preciada especialmente cuando se considera que solo tendría producción de 300,000 bpd.

Cuando el último acuerdo de préstamo se hizo público, quedó expuesto que la cantidad de financiamiento por parte de China durante la presidencia de Correa sobrepasa los $11,000 millones - equivalente al 13 por ciento del producto interno bruto del Ecuador.

Literalmente Correa ha hipotecado la nación a China. Alrededor del 60 por ciento de estos envíos de petróleo son manejados por PetroChina, mientras la estatal de China National Petroleum Corp (CNPC ). Unipec estatal - la unidad de contratación para el gigante de Sinopec Corp - y otras empresas chinas obtienen volúmenes más pequeños.

Aún más preocupante es que En Ecuador, las empresas chinas también participan en los yacimientos de petróleo y en el proyecto de la refinería con un precio más allá de obsceno, pero cantidad que Correa y su orquesta de parásitos hambrientos clama que es necesaria. Ya que pide 13.5 billones para construir la refinería, obviando cualquier realidad que refinerías similares y de mayor capacidad han sido vendidas por solamente 598 millones.

Pero más difícil de entender la negociación entre Ecuador y China es que, aunque la mayoría de operaciones de crédito no entregan el control directo de los pozos de petróleo, depósitos o tuberías a China, en la realidad sucede que Ecuador hace el gasto completo por la explotación, cubre costos de exploración y recuperación y entrega todo el petróleo a un costo inferior al que demanda el mercado. En otras palabras, no solamente cubre los gastos, pero lo entrega en bandeja de plata a China.

Sin embargo, el gobierno de Correa ha pretendido que esto es normal y se auto aclamado como hombre visionario para hacer negocios, aunque el mundo entero se debe reír de las falacias mentales del dictadorzuelo ecuatoriano.  Pues decir que es un tipo de negociación obtusa, es ser bondadosos ya que han clamado que “los Chinos proporcionan financiamiento para nuestro país y, a cambio, nos aseguramos de ventas de petróleo a precios internacionales ", el entonces ministro de Finanzas de Ecuador, Patricio Rivera, dijo a la televisión estatal a principios de este año. PetroChina Internacional, dijo a Reuters su régimen en Ecuador "son contratos comerciales puramente normales entre dos empresas", y " han demostrado ser de beneficio mutuo. "


Según medios de prensa como Reuters han dicho que “PetroChina se negó a discutir las condiciones.” 

No hay comentarios: