Derechos Reservados

©Todos los Derechos Reservados: El contenido de este blog debe ser respetado. He iniciado mi campaña de crownfounding. Cada inversionista que entre antes de Diciembre 31 del 2016 con un mínimo de $1000, le garantizaremos doblar su dinero para diciembre 31 del 2017. Solo tiene que visitar paypal y hacer el pago author98@aol.com

viernes, 30 de diciembre de 2016

Dinero Soberano


Dinero Soberano de Ecuador

1      Un Estudio de una nueva moneda

Prefacio

Ecuador ha sufrido graves problemas monetarios a lo largo de su historia, incluyendo la inflación, hiperinflación, devaluaciones, una burbuja de activos y problemas similares, en última instancia, el colapso de su sector bancario en el año 2000 cuando fue obligado a adoptar la dolarización.
Una crisis bancaria global siempre termina causando graves reducciones de la producción y el aumento de la deuda. A pesar de sus frecuentes fallos, el sistema bancario internacional se ha mantenido prácticamente sin cambios y homogénea en todo el mundo. Varias propuestas de reforma monetaria se han presentado, muchos de ellos prometedores, pero ninguna ha sido implementada. Aunque es posible que para octubre de este año 2015; China, Rusia y el FMI cambien las reglas del juego. Un paso necesario hacia la reforma monetaria es aumentar la conciencia de los verdaderos riesgos del sistema actual y por qué se necesita una reforma                                                             

 Descripción y resumen

Resumen
Este informe es un estudio de los problemas monetarios que el sistema de la Reserva Federal causa o contribuye a crearlos por medio de sus políticas monetarias, a largo plazo se han formado diversos y serios problemas monetarios en países que han adoptado la dolarización sin tener control alguno de poder resolverlos, no obstante la pérdida de soberanía monetaria estos problemas incluyen: el enorme costo de usar el dólar, la hiperinflación, la inflación crónica, devaluaciones, el gobierno renuncia a los ingresos de la creación de dinero, y la creciente deuda del sector público y privado.

Los economistas han sido conscientes de la naturaleza y problemática del sistema de la Reserva Federal. Debido a que la misma Reserva Federal admite en sus propios estudios que el costo a Ecuador por ejemplo por estar dolarizado es alrededor de 23 centavos de dólar, pues es 3% de su PIB y 9% de señoreaje, 5% fuga de capitales que es cargado a todo dinero que sale del país, convirtiéndose en un dinero inflacionario pues toda importación entonces debe pagar este impuesto y es pasado al consumidor.  

Una reforma monetaria es sumamente necesaria. Hay pruebas de que el sistema de la Reserva Federal puede colapsarse, pero por sobre todo se debe considerar los hechos reales y actuar ante esa realidad.
La impresión desenfrenada de dólares ha inundado al mundo de dólares diluyendo su valor y tanto los enormes pagos de intereses de la deuda norteamericana como la creciente deuda, déficit e inflación de Estados Unidos termina afectando la economía ecuatoriana. Pero por sobre todo la deuda norteamericana sobrepasa los límites mismo de su PIB.

A todo eso se debe adicionar la simple realidad que la Reserva Federal no es ni Reserva ni Federal, es una institución falsificadora de dinero omnipotente que al ser independiente de Estados Unidos es fraudulenta en su imposición del dólar en Ecuador. Al ser una corporación independiente y al no saber quién la controla, Ecuador debe rescatarse a sí mismo de no saber en qué manos está su destino, pues la ley de dolarización impone que Ecuador, su presidente y el banco Central se atengan a la política monetaria y la política económica de La Reserva Federal de Estados Unidos. Por ende, la ley de dolarización constituye un fraude perpetrado contra la soberanía del Ecuador y debe ser eliminada “por decreto efectivo “inmediatamente.”

Esta es la deuda que los bancos dueños de la Reserva Federal tienen y deben al mundo en los siempre convenientes derivados:
JP Morgan Chase: Activo Total: $ 2,573,126,000,000 (unos 2,6 trillones de dólares)
Exposición Total Derivados: $ 63,600,246,000,000 (más de 63 trillones de dólares)

Citibank: Total Activo: $ 1,842,530,000,000 (más de 1,8 trillones de dólares)
Exposición Total Derivados: $ 59,951,603,000,000 (más de 59 trillones de dólares)

Goldman Sachs: Activo Total: $ 856,301,000,000 (menos de un trillón de dólares)
Exposición Total Derivados: $ 57,312,558,000,000 (más de 57 trillones de dólares)

Bank of América: Total activos: $ 2,106,796,000,000 (un poco más de 2,1 trillones de dólares)
Exposición Total Derivados: $ 54,224,084,000,000 (más de 54 trillones de dólares)

Morgan Stanley: Activo Total: $ 801382 millones (menos de un trillón de dólares)
Exposición Total Derivados: $ 38,546,879,000,000 (más de 38 trillones de dólares)

Wells Fargo: Activo Total: $ 1,687,155,000,000 (alrededor de 1,7 trillones de dólares)
Exposición Total Derivados: $ 5,302,422,000,000 (más de 5 trillones de dólares)

¿Así que cual excusa existe para seguir comprando bonos, peor para seguir dolarizados? Están más allá de 276 trillones de dólares. Esto es una ilustración y se puede comparar la deuda de Goldman Sachs. Sólo para poner en perspectiva. Como usted podrá ver. El dólar está quebrado.

Dinero Soberano.

En un sistema de dinero Soberano como propongo aquí, es la creación de una institución la cual se llamará “Junta Monetaria Ecuatoriana” conformada de seis miembros quienes no estarán vinculados a ningún Banco, ni podrán invertir, beneficiarse o formar sociedades. Tres de ellos serán nombrados por el presidente del Ecuador, uno de ellos será nominado por el Banco Central, Otro nominado por la Asamblea y otro por la Cámara de Comercio del país.  Esa junta en consulta de todos los factores económicas y valorando las recomendaciones del banco Central emitirá la moneda ecuatoriana. Sólo el banco central podrá “IMPRIMIR” la moneda, de propiedad del Estado, autorizada por la JME puede imprimir dinero como moneda, notas o bonos y dinero electrónico. Los bancos comerciales no podrían estar envueltos en la creación de dinero.

Este informe describe cómo un sistema de dinero Soberano podría implementarse y qué pasos se necesitaría para una transición exitosa.

Eso causaría diversos problemas monetarios en Ecuador, incluyendo:

El Banco Central de Ecuador no está en control de la creación de la moneda.

El Banco Central de Ecuador por ahora debe regirse y obedecer a la política monetaria de la FED bajo la ley de la dolarización. Debe proporcionar a los bancos con reservas, según sea necesario, a fin de no perder el control de las tasas de interés o incluso desencadenar una crisis de liquidez entre los bancos.

El Banco Central de Ecuador, por tanto, tiene y debe crear nuevas reservas de oro para dar cabida a los bancos. Eso era la única forma inteligente de recuperar la nación, lamentablemente Rafael Correa hizo lo opuesto, empeño la mitad de las reservas de oro. Acaba de entregar por la más miserable cantidad de regalías la riqueza de oro de la nación. Cuando Ecuador necesita ampliar la oferta monetaria.  Necesita crear crédito bancario comercial para amplificar el ciclo económico y crear un ambiente económico positivo, bancos deben actuar para maximizar las ganancias cuando puedan prestar más (por lo que la oferta monetaria crece a un ritmo más rápido), pero cuando la economía va mal, los préstamos de los bancos se frenan por lo que la oferta monetaria crece a un ritmo más lento, o incluso comienza a contraerse. Este comportamiento crediticio amplifica el ciclo económico.

Las políticas económicas de la Reserva Federal Norteamericana con sus programas de Q1, Q2 y Q3 causaron enorme inflación en el mundo y las devaluaciones de las monedas ha sucedido durante décadas debido al tratado de Breton Woods que da licencia a Estados Unidos a manipular dichas devaluaciones. El resultado es que el dólar ha estado perdiendo valor de adquisición al punto que ahora está en la peor situación imaginable.

Los países deberían renunciar al tratado de Breton Woods, dicho tratado y especialmente cuando un país como Estados Unidos que tiene una deuda tan excesiva que alcanza trillones de dólares.

Las inversiones en infraestructura por parte del gobierno de Ecuador debían haber ampliado la oferta de dinero dentro del país, pero Rafael Correa ha hecho las cosas de una manera que solo se le puede calificar de traición a la patria, pues en proyectos como Coca Sinclair obtuvo el préstamo de sobre mil millones de dólares, a eso de adicionó otro préstamo y el proyecto terminó costando casi el doble, pero ese dinero fue concedido en papel, bajo la firma de entregar petróleo ecuatoriano en garantía y para ser pagado por el gobierno Chino directamente al contratista Chino. En términos reales el dinero nunca pasó de un monitor de computador y del papel del contrato. Ciertamente jamás salió de China ni estuvo en manos de Correa o de Ecuador. Aunque el dinero será utilizado para clamar que ha subido la “oferta monetaria” y el costo al país es de por lo menos 12% que la Reserva Federal le cobra por el uso del dólar. En otras palabras, el costo al país fue de alrededor a $200 millones de dólares porque así lo estipula la ley de dolarización. Es triste que la mayoría de ecuatorianos no entienden que por cada dólar que usan terminan pagando un gran porcentaje a la Reserva Federal de los USA.

De esta manera la inflación en el Ecuador está creciendo aceleradamente, mucho más rápido de lo que se requiere para apoyar el crecimiento económico en Ecuador. Pero el gobierno puede clamar que no hay inflación basados en el valor del dólar, pero eso nada tiene que ver cuando los precios siguen incrementando en Ecuador, el precio a pagar ha sido una acelerada deuda extranjera.

En veinte años desde 1951 hasta el 2005, el PIB creció en promedio un 4,9% anual. En el mismo período los bancos ampliaron la oferta de dinero en un promedio de 18,6% anual. Ahora la oferta de dinero anual se está contrayendo rápidamente y ha ido cayendo desde 18,7% anual en el 2010 a solamente 13,7 para el 2013 de acuerdo al Banco Mundial. El aumento de la tasa de política era en gran parte ineficaz en la restricción de la creación de dinero.

La dolarización no es gratuita para el Ecuador. Le cuesta nada menos que 9% de cada dólar y paga nada menos que 3% del PIB por su impresión. De acuerdo a un reciente estudio de la Reserva Federal estimaban que el costo real de Ecuador es alrededor de 23 centavos. Eso es el cálculo de la propia Reserva Federal.

El Estado no solamente tiene que pagar por el uso del dólar, pero renuncia a ingresos considerables, y delegando la creación de dinero a la Reserva Federal tiene que atenerse a la política económica de Estados Unidos.

El Banco Central de Ecuador, y por lo tanto el estado, renuncia a considerables ingresos que de otra forma debería ganar dinero para la creación del crecimiento económico. Los bancos comerciales de Ecuador podrían “cosechar un beneficio” de la capacidad de crear dinero en forma de depósitos. Los bancos pueden pagar interés muchos más bajo en depósitos de lo que pagarían por los préstamos en el mercado.

Igualmente, los préstamos pueden hacerse a tasas de interés más bajas, lo cual beneficiaría e impulsaría tanto la inversión, la pequeña industria y el comercio. El crecimiento de depósitos se hace lógico con el mayor desarrollo del país. Se puede estimar que al delegar la creación de dinero a la Reserva Federal no solamente es renunciar a ingresos anuales, pero en realidad influye en perder la soberanía no solamente soberanía monetaria, pero soberanía económica, soberanía en impulsar la economía y el desarrollo de una nación.

Si bien el gobierno se ve obligado a garantizar los depósitos bancarios. Aunque depósitos son una forma conveniente de dinero, desde la perspectiva de las empresas y los miembros del público, fundamentalmente se trata simplemente de un pasivo (o pagaré) del banco emisor. Un depósito representa el compromiso de un banco para pagar el importe del depósito en efectivo, o para transferir electrónicamente a otro beneficiario, cuando el propietario así lo exija. Las acciones de un banco de dinero en efectivo y las reservas del Banco Central (ambos activos del banco) son pequeños en comparación con el total de depósitos (responsabilidad de los bancos). Por tanto, un rumor de que un banco puede estar en dificultad puede causar a los clientes retirar sus depósitos causando un pánico (una corrida bancaria). Una corrida bancaria obliga al banco a vender activos rápidamente para financiar los pagos a los depositantes. Este aumento repentino en la aportación de activos puede dar lugar a una caída en los precios del mercado, poniendo a otros bancos en problemas, y todo el sistema bancario puede seguir. Ante la posibilidad de un escenario de este tipo, los gobiernos prefieren emitir una garantía estatal de los depósitos, la promesa de pagar a los depositantes si el banco es incapaz de hacerlo. La esperanza es que esta garantía calmaría a los depositantes y detener así las corridas bancarias.

Lamentablemente el Ecuador nada podrá hacer ante un colapso del dólar. Tal como sucedió en el año 1999 en el proceso de dolarización, y también en la corrida bancaria del 2008, el gobierno de Ecuador declaró que los depósitos nacionales en los bancos locales están plenamente garantizados. Poco importa lo que el gobierno haga sobre los depósitos: cuando se enfrenta a un colapso de un banco. En el caso de un colapso de Goldman Sachs, por ejemplo, al tener una deuda tan astronómica de 57 trillones para todo propósito es un banco en la quiebra, por ende, cuando Ecuador le ha entregado sus reservas de oro el colapso de la banca ecuatoriana sería inevitable por las obvias repercusiones que eso implica. Entonces Ecuador está en peligro no solamente por el colapso del dólar, pero un colapso de Goldman Sachs. Más allá de cualquier garantía estatal para evitar una crisis. Mientras la mayor parte de la oferta de dinero es en los depósitos de datos (o los pasivos de los bancos comerciales), respaldados por activos de riesgo, el Estado no tendrá otra opción que garantizar estos depósitos para evitar las crisis.

La garantía estatal implícita en depósitos anima a los préstamos de riesgo. Debido a que los ahorradores pueden esperar que el Estado vaya a intervenir y garantizar sus depósitos, los depósitos de todos los bancos se convierten en "libre de riesgo" a los ahorradores. Por lo tanto, quienes quieren ahorrar depositan su dinero en el banco si les ofrecen una tasa más alta, con poca consideración del riesgo asumido por el banco. Pero debido a que esta dolarizado entonces el riego es externo y la dolarización lejos de garantizar seguridad lo que tiene garantizado es un eventual colapso. Por lo tanto, los gerentes bancarios deben competir por los clientes, basado sobre todo en las tasas de interés, pero no en la solidez de la banca. Esta no existe en Ecuador pues al no tener moneda propia no depende de la nación. Por tanto, la garantía estatal implícita anima a los préstamos de riesgo, que a su vez aumenta el riesgo de más quiebras bancarias y crisis. Esto es lo que ha sucedido tanto en Estados Unidos como en Inglaterra. Pero Ecuador sería doblemente afectado pues se queda sin moneda y sin reserva, pues aun la mitad de lo que le queda está en manos de los USA.

En Estados Unidos la garantía estatal a los depósitos proporciona una ventaja competitiva a los bancos comerciales (JP Morgan, Citibank, Bank of América, Goldman Sachs, Wells Fargo) quienes pueden crear dinero a voluntad, (por tanto, la deuda de trillones de dólares en derivados) tienen una ventaja competitiva injusta en contra de bancos normales de inversión y otras entidades financieras. Un banco comercial tiene acceso a financiamiento barato en forma de depósitos garantizados por el Estado con tarifas bajas, mientras que un banco de inversión tiene que pedir prestado sus fondos a tasas de mercado, debido a que sus pasivos no son explícitamente o implícitamente garantizados por el gobierno.

 Seguros de Depósitos es ineficaz si un gran banco falla en Ecuador, un Seguro de Depósitos no puede funcionar como se pretendía en el país porque al estar dolarizado se convierte uno más de miles de bancos participantes, donde el riesgo es imposible de distribuir con eficacia.

En Ecuador, sin embargo, los tres grandes bancos comparten el 90% del mercado. En caso de que alguno de ellos fallase, el fondo de seguro no será suficiente para rescatar a todos los depositantes. En tales circunstancias, el gobierno tendrá que intervenir con dinero de los contribuyentes para garantizar los depósitos. En este caso la Reserva Federal quien no tuvo inconveniente en imprimir millones de millones para salvar a los grandes bancos americanos, muy seguramente no va a imprimir un dólar para salvar a los ecuatorianos.  

Desde esa perspectiva el “Seguro de Depósitos” crea una ilusión de seguridad que reduce los incentivos de los ahorradores a considerar si el banco está tomando riesgos peligrosos con sus inversiones. Los bancos son así motivados para competir menos en la confianza o la seguridad de sus inversiones y más en tasas elevadas. Para poder pagar estas tasas más altas que el banco debe tomar más riesgos, lo que hace que los bancos tengan más probabilidades de fracasar. No solamente tienen que pagar entre 12% a 23% por el uso del dólar, pero deben pagar altos intereses a quienes ahorran. Tristemente no hay alternativas al sistema de reserva fraccionaria. Es tentador añadir aún más normas y regulación al sistema actual con la esperanza de reducir los riesgos. Pero nada se gana cuando no se está en control del timón. No importa que tantas leyes se hagan es como estar encerrados en un contenedor de un enorme barco de carga y hacer todo tipo de reglas para salvar el barco, pero ninguna servirá de nada si algo pasa con el barco.


La increíble deuda impagable de la Reserva Federal hace que las regulaciones que impone sean cada vez más complicada y costosa para los bancos poner en práctica, difícil de controlar y no elimina los defectos fundamentales del sistema. En lugar de intentar remendar un sistema que ha fallado sistemáticamente, que ha fracasado rotundamente en impulsar su propia economía que a pesar de trillones de dinero impreso de la nada, en el primer trimestre del 2015 tienen un paupérrimo crecimiento de 0,2% de PIB. Vale la pena considerar algunas alternativas. Se han propuesto varias alternativas: 100% Reservas, Banca Estrecha, Banca de Objeto Limitado y Soberano de Dinero. De estas propuestas, sólo el dinero Soberano del Ecuador puede transferir el poder de crear dinero al estado y efectivamente separar el poder de creación de la fuente de la asignación, y proporciona una transición al dinero libre de deuda. 

Para poner mas de mi estudio espero tener al menos cien contribuciones/donaciones de Ecuador solo tienen que usar paypal.com y pagar a nombre de author98@aol.com. 

No hay comentarios: